Logo

Visitantes

Total: 1.222.606

Ahora: 1

Hoy: 13

Ayer: 27


2647 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1579 midis y 1579 mensajes variados, 2427 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Minstrel_ball-Blackmores_night" en tu PC, usa el botón derecho del ratón o las propiedades del reproductor de audio de la izquierda.

Como el sabor de las cerezas



Fue un beso prolongado y amargo, como el sabor de las cerezas.

Estábamos al pie de la cañada desde donde partiría el pájaro que alguna vez irrumpiera en la dócil costumbre de mis días.

Entonces las cerezas eran dulces, las luciérnagas iluminaban las noches nubladas y en el vado despertaba un duende a la armonía de canciones antiguas.

Hubo ciertas mañanas pesarosas, incertidumbre, inconstancias, devaneos. Y un sol recalcitrante que espantaba a los últimos espectros, demorados en la estampida de la noche agonizante.

Y llegaste. Sin el cortejo de un gordo querubín con la flecha y el arco, pero con una nube afelpada entre tus cejas, que elegí no mirar, temerosa de oscuras premoniciones o consignas.

Alquimista de los sentidos, condimentaste tus besos con especias prodigiosas, me diste a beber licores que me condujeron al éxtasis, de tu boca a la mía cruzaron cerezas de encendido rojo y corazón almibarado.

Cuando cedió el hechizo, la acidez reemplazó picantes y dulzuras y el fuego cedió paso a la más fría de las desolaciones.

Y llegamos a decirnos adiós. Al borde del camino desvío la mirada para evitar la languidez de las cerezas colgadas de las ramas, cuando retorno al ámbito crucial del desamparo.