Logo

Visitantes

Total: 1.222.620

Ahora: 1

Hoy: 27

Ayer: 27


2647 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1579 midis y 1579 mensajes variados, 2427 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Kenny_Rogers-Coward_of_the_county" en tu PC, usa el botón derecho del ratón o las propiedades del reproductor de audio de la izquierda.

Kenny Rogers - Coward of the county


Everyone considered him
the coward of the county,
he never stood one single time
to prove the county wrong.
His mama called him Tommy,
the folks just called him yellow,
something always told me
they were reading Tommy wrong.

He was only ten years old
when his daddy died in prison,
I looked after Tommy
’cause he was my brother’s son.
I still recall the final words
my brother said to Tommy:
"Son, my life is over,
but your’s is just begun.

Promise me, son,
not to do the things I’ve done.
Walk away from trouble if you can.
It won’t mean you’re weak
if you turn the other cheek.
I hope you’re old enough
to understand:
Son, you don’t have to fight
to be a man!"

There’s someone for evr’yone,
and Tommy’s love is Becky,
in her arms he didn’t have
to prove he was a man.
One day, while he was workin’,
the Gatlin boys came callin’.
They took turns at Becky...
there was three of them!

Tommy opened up the door
and saw his Becky cryin’,
the torn dress, the shattered look,
was more than he could stand.
He reached above the fireplace
and took down his daddy’s picture.
As the tears fell
on his daddy’s face,
he heard these words again:

"Promise me, son,
not to do the things I’ve done.
Walk away from trouble if you can.
It won’t mean you’re weak
if you turn the other cheek.
I hope you’re old enough
to understand:
Son, you don’t have to fight
to be a man!"

The Gatlin boys just laughed at him
when he walked into the barroom.
One of them got up
and met him halfway ’cross the floor.
When Tommy turned around they said,
Hey, look! ol yellow’s leavin’.
But you could have heard a pin drop
when Tommy stopped and locked the door.

Twenty years of crawlin’
was bottled up inside him,
he wasn’t holdin’ nothin’ back
he let ’em have it all.
When Tommy left the barroom
not a Gatlin boy was standin’.
He said, this ones for Becky,
as he watched the last one fall.

And I heard him say:

"I promised you, dad,
not to do the things you’ve done.
I walk away from trouble when I can.
Now, please, don’t think I’m weak,
I didn’t turn the other cheek,
and papa, I sure hope
you understand:
Sometimes you gotta fight
when you’re a man".

Evr’yone considered him
the coward of the county.


Todo el mundo lo consideraba
el cobarde del condado,
él no se opuso ni una sola vez
para probar su equivocación.
Su mamá lo llamó Tommy,
la gente le llamaba cobarde,
algo siempre me dijo
que estaban juzgando a Tommy mal.

Tenía sólo diez años
cuando su padre murió en la cárcel,
yo cuidaba de Tommy
porque era el hijo de mi hermano.
Aún recuerdo las últimas palabras
que mi hermano le dijo a Tommy:
"Hijo, mi vida se acaba,
pero la tuya acaba de empezar.

Prométeme, hijo,
no hacer las cosas que yo he hecho.
Aléjate de los problemas si puedes.
No significa que seas débil
si pones la otra mejilla.
Espero que tengas la edad suficiente
para entender:
Hijo, ¡no tienes que pelear
para ser un hombre!"

Hay alguien para cada uno,
y el amor de Tommy es Becky,
en sus brazos no tenía
que demostrar que era un hombre.
Un día, mientras él estaba trabajando,
los Gatlin llamaron a la puerta.
Se turnaron a Becky...
¡ellos eran tres!

Tommy abrió la puerta
y vio a su Becky llorando,
el vestido desgarrado, la mirada destrozada,
fue más de lo que pudo soportar.
Alzó la mano hacia la chimenea
y descolgó la foto de su padre.
Mientras las lágrimas caían
sobre la foto,
él oyó estas palabras de nuevo:

"Prométeme, hijo,
no hacer las cosas que yo he hecho.
Aléjate de los problemas si puedes.
No significa que seas débil
si pones la otra mejilla.
Espero que tengas la edad suficiente
para entender:
Hijo, ¡no tienes que pelear
para ser un hombre!"

Los Gatlin se rieron de él
cuando entró en el bar.
Uno de ellos se levantó
y se le cruzó en el camino.
Cuando Tommy se dio la vuelta dijeron:
¡Hey, miren! el cobarde se va.
Pero podrías haber oído caer un alfiler
cuando Tommy se detuvo y cerró la puerta.

Veinte años arrastrándose
estaban encerrados en su interior,
él no se pudo reprimir
y les dio por todos lados.
Cuando Tommy salió de la cantina
ningún Gatlin quedaba de pie.
Él dijo, ésta por Becky,
mientras veía al último caer.

Y le oí decir:

"Te prometí, papá,
no hacer las cosas que hiciste.
Me alejo de los problemas cuando puedo.
Ahora, por favor, no pienses que soy débil,
yo no puse la otra mejilla,
y papá, desde luego espero
que comprendas:
A veces tienes que luchar
cuando eres un hombre".

Todo el mundo lo consideraba
el cobarde del condado.