Logo

Visitantes

Total: 0

Ahora: 0

Hoy:

Ayer: 0


2647 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1579 midis y 1579 mensajes variados, 2427 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Isabel_Pantoja-La_zarzamora" en tu PC, usa el botón derecho del ratón o las propiedades del reproductor de audio de la izquierda.

Isabel Pantoja - La zarzamora



En el café de Levante entre palmas y alegrías,
cantaba la zarzamora;
se lo pusieron de mote porque dicen que tenía
los ojos como la mora.
Le habló primero un tratante, y olé,
y luego fue de un marqués,
que la lleno de brillantes, y olé,
de la cabeza a los pies.

Decía la gente que si era de hielo,
que si de los hombres se estaba burlando,
hasta que una noche, con rabia de celos,
a la zarzamora pillaron llorando.

¿Qué tiene la zarzamora
que a todas horas
llora que llora por los rincones,
ella que siempre reía
y presumía de que partía los corazones?

De un querer hizo la prueba
y un cariño conoció
que la trae y que la lleva
por la calle del dolor.

Los flamencos del colmado
la vigilan a deshora,
porque se han empestillado
en saber del querer desgraciado
que embrujó a la zarzamora.

Cuando sonaban las doce una copla de agonía
lloraba la zarzamora,
mas nadie daba razones ni el intríngulis sabía
de aquella pena traidora.

Pero una noche al levante, y olé,
fue a buscarla una mujer,
cuando la tuvo delante, y olé,
se dijeron no sé qué.

De aquello que hablaron ninguno ha sabido,
mas la zarzamora lo dijo llorando
en una coplilla que pronto ha corrido
y que ya la gente la va publicando.

¿Qué tiene la zarzamora
que a todas horas
llora que llora por los rincones,
ella que siempre reía
y presumía de que partía los corazones?

De un querer hizo la prueba
y un cariño conoció
que la trae y que la lleva
por la calle del dolor.

Los flamencos del colmado
la vigilan a deshora,
porque se han empestillado
en saber del querer desgraciado
que embrujó a la zarzamora.

Lleva anillo de casado,
me vinieron a decir,
pero ya lo había besado
y era tarde para mí.

Que publiquen mi pecado
y el pesar que me devora,
y que todos me den de lado,
al saber del querer desgraciado
que embrujó a la zarzamora.