Logo

Visitantes

Total: 1.222.349

Ahora: 1

Hoy: 14

Ayer: 41


2645 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1577 midis y 1577 mensajes variados, 2427 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Elton_John-The_one" en tu PC, usa el botón derecho del ratón o las propiedades del reproductor de audio de la izquierda.

Elton John - The one


I saw you dancing out the ocean,
running fast along the sand,
a spirit born of earth and water,
fire flying from your hands.

In the instant that you love someone,
in the second that the hammer hits,
reality runs up your spine,
and the pieces finally fit.

And all I ever needed was the one,
like freedom fields where wild horses run,
when stars collide like you and I,
no shadows block the sun.
You?re all I?ve ever needed,
baby, you?re the one.

There are caravans we follow,
drunken nights in dark hotels,
when chances breathe between the silence,
where sex and love no longer gel.

For each man in his time is Cain,
until he walks along the beach
and sees his future in the water,
a long lost heart within his reach.

And all I ever needed was the one,
like freedom fields where wild horses run,
when stars collide like you and I,
no shadows block the sun.
You?re all I?ve ever needed,
baby, you?re the one.

And all I ever needed was the one...


Te vi salir bailando del océano,
corriendo deprisa por la arena,
un espíritu nacido de la tierra y el agua,
fuego volando desde tus manos.

En el instante en que amas a alguien,
en el segundo en que el martillo golpea,
la realidad sube por tu espina dorsal,
y las piezas finalmente encajan.

Y todo lo que siempre necesité era la única,
como las selvas donde corren los caballos salvajes,
cuando las estrellas chocan como tú y yo,
sin sombras que tapen el sol.
Eres todo lo que siempre necesité,
nena, tú eres la única.

Hay caravanas que seguimos,
noches de borrachera en oscuros hoteles,
cuando las ocasiones suspiran entre el silencio,
donde el sexo y el amor ya no cuajan.

Por cada hombre que en su tiempo es Caín,
hasta que camina por la playa
y ve su futuro en el agua,
un corazón largo tiempo perdido dentro de su alcance.

Y todo lo que siempre necesité era la única,
como las selvas donde corren los caballos salvajes,
cuando las estrellas chocan como tú y yo,
sin sombras que tapen el sol.
Eres todo lo que siempre necesité,
nena, tú eres la única.

Y todo lo que siempre necesité era la única...