En el móvil y en la tablet, el botón derecho del ratón se consigue presionando en la pantalla el punto u objeto donde se quiera que aparezca el menú contextual.
Logo

Visitantes

Total: 1.219.479

Ahora: 0

Hoy: 2

Ayer: 23


2631 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1563 midis y 1563 mensajes variados, 2428 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Bertin_Osborne-Veneno" en tu PC, usa el botón derecho del ratón o las propiedades del reproductor de audio de la izquierda.

Bertín Osborne - Veneno



Es otra noche que vuelvo a encontrarte
vestida de deseo pero misteriosa,
y siempre la aventura de cada madrugada
de estar perdido en tu mirada.

Dominas todo con una palabra,
a veces cariñosa y a veces extraña,
que desaparece sin decirme nada
como sombra embrujada.

He sentido siempre rabia al amanecer,
cuando entre la niebla vuelves la mirada
para desaparecer en una noche más,
¿por qué? ¿por qué? ¿por qué?
has sido siempre un veneno en mis venas,
un querer y no poder,
un deseo que me rompe el alma,
sabor amargo de contradicción,
yo que siempre tuve lo que quise,
nunca sabré si te he tenido o no,
a veces pienso que no fue verdad,
que no hubo nada nunca entre los dos.

Te he sentido como siento el agua
que escapa entre mis dedos sin aprisionarla,
y nunca he podido tenerte entre mis manos,
rendida al fin, y enamorada.

Con los jirones que me van dejando
juegos de palabras sin significado,
misterio de misterios, veneno enamorado,
de este encuentro apasionado.

He sentido siempre rabia al amanecer,
cuando entre la niebla vuelves la mirada
para desaparecer en una noche más,
¿por qué? ¿por qué? ¿por qué?
has sido siempre un veneno en mis venas,
un querer y no poder,
un deseo que me rompe el alma,
sabor amargo de contradicción,
yo que siempre tuve lo que quise,
nunca sabré si te he tenido o no,
a veces pienso que no fue verdad,
que no hubo nada nunca entre los dos.

Un veneno en mis venas,
un querer y no poder,
un deseo que me rompe el alma,
sabor amargo de contradicción,
yo que siempre tuve lo que quise,
nunca sabré si te he tenido o no,
a veces pienso que no fue verdad,
que no hubo nada nunca entre los dos.