Logo

Visitantes

Total: 1.239.327

Ahora: 3

Hoy: 18

Ayer: 148


2677 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1608 midis y 1608 mensajes variados, 2427 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Carpenters - Hurting each other" en tu PC, usa el botón derecho del ratón o las propiedades del reproductor de audio de la izquierda.

Carpenters - Hurting each other


No one in the world
ever had a love as sweet as my love,
for nowhere in the world
could there be a boy as true as you, love,
all my love
I give gladly to you,
all your love
you give gladly to me,
tell me why, then,
oh, why should it be that

we go on hurting each other,
we go on hurting each other,
making each other cry,
hurting each other
without ever knowing why.

Closer than the leaves
on a weepin’ willow, baby, we are,
closer, dear, are we
than the simple letters "A" and "B" are.
All my life
I could love only you,
all your life
you could love only me.
Tell me why, than,
oh, why should it be that

we go on hurting each other,
we go on hurting each other,
making each other cry,
hurting each other
without ever knowing why.

Can’t we stop hurting each other,
gotta stop hurting each other,
making each other cry,
breaking each other’s heart,
tearing each other apart.

Can’t we stop hurting each other...


Nadie en el mundo
tuvo jamás un amor tan dulce como mi amor,
en ninguna parte del mundo
podría haber un chico tan sincero como tú, amor,
todo mi amor
te lo di feliz,
todo tu amor
me lo diste alegremente,
dime por qué, entonces,
oh, por qué tiene que ser que

seguimos lastimándonos el uno al otro,
seguimos lastimándonos el uno al otro,
haciéndonos llorar,
hiriéndonos el uno al otro
sin saber siquiera por qué.

Más unidos que las hojas
de un sauce llorón, cariño, estamos,
más cerca, querido, estamos
que las simples letras "A" y "B".
Toda la vida
podría amarte sólo a ti,
toda tu vida
podrías amarme a mí sola.
Dime por qué, entonces,
oh, por qué tiene que ser que

seguimos lastimándonos el uno al otro,
seguimos lastimándonos el uno al otro,
haciéndonos llorar,
hiriéndonos el uno al otro
sin saber siquiera por qué.

No podemos parar de lastimarnos el uno al otro,
dejemos de lastimarnos el uno al otro,
haciéndonos llorar,
rompiéndonos el corazón,
destrozándonos.

No podemos parar de lastimarnos el uno al otro...