Logo

Visitantes

Total: 1.235.043

Ahora: 3

Hoy: 13

Ayer: 136


2677 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1608 midis y 1608 mensajes variados, 2427 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Anne Murray - Blessed are the believers" en tu PC, usa el botón derecho del ratón o las propiedades del reproductor de audio de la izquierda.

Anne Murray - Blessed are the believers


Rain in the sky,
a tear in my eye,
static on the radio,
the long night’s begun
with dinner for one,
you said you’d never go.

Blessed are the believers,
they shall inherit a heartache,
believing in you, babe,
that was my greatest heartbreak.
Blessed are all the left-behind,
for their hearts shall one day mend,
when loving those same sweet lies
make us believers again.

Cold coffee cup,
sun coming up,
sleep is a distant dream, love.
Something you said
rolls round in my head,
something that you didn’t mean.

Blessed are the believers,
they shall inherit a heartache,
believing in you, babe,
that was my greatest heartbreak.
Blessed are all the left-behind,
for their hearts shall one day mend,
when loving those same sweet lies
make us believers again.

Blessed are the believers,
they shall inherit a heartache,
believing in you, babe...


Lluvia en el cielo,
una lágrima en mi ojo,
estática en la radio,
la larga noche ha comenzado
con cena para uno,
tú dijiste que nunca te irías.

Bienaventurados los creyentes,
ellos heredarán el dolor,
creer en ti, cariño,
fue mi más grande sufrimiento.
Bienaventurados todos los que quedan atrás,
porque sus corazones algún día se repararán,
al amar esas mismas dulces mentiras
nos hace creyentes de nuevo.

Una taza de café frío,
el sol saliendo,
dormir es un sueño lejano, amor.
Algo que dijiste
da vueltas en mi cabeza,
algo que no quisiste decir.

Bienaventurados los creyentes,
ellos heredarán el dolor,
creer en ti, cariño,
fue mi más grande sufrimiento.
Bienaventurados todos los que quedan atrás,
porque sus corazones algún día se repararán,
al amar esas mismas dulces mentiras
nos hace creyentes de nuevo.

Bienaventurados los creyentes,
ellos heredarán el dolor,
creer en ti, cariño...