Partirás de blanco toda

Cuando un día te vayas de mi lado
para estrenar de a dos tu propio nido,
algo de mí contigo se habrá ido,
y algo de ti se habrá quedado.

Partirás vestida de blanco toda,
y en la casa algo así como vacía,
habré de extrañarte desde ese día,
pasados los trajines de la boda.

Y cuando vuelvas feliz a visitarme,
luego de transcurrir algunos días,
tendrás un rubor que no te conocía,
¡y la misma manera de abrazarme!


Ada Barceló de Castro