La mirada femenina en el espejo

A los 3 años se mira al espejo y se ve una reina.

A los 8 años se mira y se ve como Cenicienta o como la Bella Durmiente.

A los 15 años se mira y se ve como Cenicienta, o como capitana de hinchada. Si "se está haciendo señorita" se ve gorda y con puntitos negros y horrible: "No puedo salir con esta facha".

A los 20 años se mira y se ve muy gorda, muy flaca, muy baja, muy alta, muy crespa, muy lacia; pero decide salir de todas maneras.

A los 30 años se mira y se ve muy gorda, muy flaca, muy baja, muy alta, muy crespa, muy lacia; pero decide que no tiene tiempo para solucionarlo y sale de todas formas.

A los 40 años se mira y se ve muy gorda, muy flaca, muy baja, muy alta, muy crespa, muy lacia, pero dice: "estoy viva", ...y sale de todos modos.

A los 50 años se mira y dice: "Por fin soy yo" ...sale y va para donde ella quiere y le parece mejor.

A los 60 años se mira y se acuerda de todas las personas que ni siquiera se pueden ver más en el espejo... Sale y conquista el mundo.

A los 70 años se mira y ve sabiduría, alegría y habilidad... Sale y aprovecha la vida.

A los 80 años ni se preocupa por mirarse al espejo. Simplemente se pone un sombrero rojo y sale al mundo a divertirse.