Alma de mujer

Nada más contradictorio que ser mujer...

Mujer que piensa con el corazón, actúa por la emoción y vence por el amor...

Que vive un millón de emociones en un solo día, y transmite cada una de ellas con una sola mirada...

Que vive buscando la perfección y vive tratando de buscar disculpas para los errores de aquellos a quienes ama...

Que hospeda en el vientre otras almas, da a luz y después queda ciega, delante de la belleza de los hijos que engendró...

Que da las alas y enseña a volar pero no quiere ver partir los pájaros, aún sabiendo que no le pertenecen...

Que se arregla toda y perfuma la cama, aunque su amor no perciba más esos detalles...

Que como una hechicera transforma en luz y sonrisa los dolores que siente en el alma, sólo para que nadie lo note...

Y aún tiene fuerzas, para dar consuelo a quien se acerca a llorar sobre su hombro...

¡Feliz el hombre que tan sólo por un día sepa entender el alma de la mujer!