De todos modos

Propóntelo como meta desde ahora y guarda estas palabras en tu corazón, que el año nuevo que llega, sea el "año en que se valore el tiempo", que cada minuto sea oportunidad transformada, que cada hora sea hora sagrada, con la certeza de que la suma de las horas son días, días que son joyas raras, que no vuelven jamás.

Si puedes caminar, camina más, repara más en la belleza de la vida, si puedes abrazar, abraza más a tus ideales. Si puedes cantar, canta más con alegría, si puedes correr, corre contra la falta de tiempo que devora sueños, que destruye deseos, que deja hijos alejados, madres nostálgicas, esposas con los ojos perdidos en el horizonte de la añoranza.

Tómate tiempo para lo simple, para que la simplicidad de la vida no te responda con problemas complejos, para que tus días sean más de "hacer", menos de "imaginar" y más de "realizar".

Elige el tiempo como mejor aliado, tómate tiempo para ti, valora todo lo que hay de bueno en ti. Un nuevo año, sólo será un año nuevo, si te valoras y te respetas. Tendrás tiempo para los amigos y para el amor, para disfrutar el tiempo libre bajo el sol, en novedad con la vida, en comunión con el día en brazos con el Creador.