Decisiones para volver a empezar

¿Cómo darte cuenta que estás hablando con un ser extraordinario si estás pensando en lo que tienes que hacer dentro de una hora?

¿Cómo apreciar una belleza si estás mirando y apreciando lo que la naturaleza no creó?

¿Cómo darte cuenta de que alguien te está mirando si estás distraído con detalles que no te pertenecen?

¿Cómo dices que estás triste si nunca hiciste el esfuerzo para sonreír?

¿Cómo quieres vivir la vida si no luchas diariamente por lo que quieres?

¿Cómo quieres soñar si cada vez que cierras los ojos piensas en los problemas cotidianos?

Detente un minuto en la vida para darte un tiempo a ti mismo y escuchar lo que tu alma tiene para decirte. Aprende a vivir, no a desear vivir, porque todos estamos en esta vida para aprender muchas cosas. De nada serviría que todo nos saliera perfecto, sin problemas. Si tu vida fuera perfecta, ¿a qué te dedicarías?

Cada día es una lucha, una hermosa experiencia que nunca se repite. Piensa y reflexiona en el ahora con la idea de aprender algo nuevo. No pierdas el tiempo, porque nadie te devolverá esas horas perdidas. Vive como la vida lo hizo por ti.

Decide volver a empezar.