Si pregunta por mí

Si pregunta por mí,
traza una cruz de silencio en tus labios.

Si pregunta por mí,
dile que he muerto,
que he ido en el fondo del olvido,
que soy un árbol triste,
cansado de esperar.

Pero, si pregunta por mí,
no le des mis palabras cálidas,
no le des mi sonrisa triste,
no le digas que todavía lloro,
que todavía su imagen está entre mis sueños,
que quisiera, como tantas veces,
volver en sueños a ese mundo de maravillas.
Sólo dile que me he ido y no sabes dónde.

Vamos a ver,
si la ves, pregúntale,
pregúntale si su predilecto libro
entre las manos me recuerda,
pregúntale que si sus caricias,
que han de corresponder a otro,
son aquel amor que ella me brindaba.
Si pregunta por mí,
dile que me he ido al infierno.

Pero... no... espera,
si ves que en sus ojos hay aunque sea
un poco de luz para mí,
dile, tan sólo dile que venga.


Mario Benedetti