Por quererte demasiado

Por quererte demasiado, terminé olvidándome de mí hasta el punto de ya no reconocerme, y de sentir que había desaparecido por completo...

Por quererte demasiado terminé dejando a un lado mis sueños, luchando incansablemente por cumplir los tuyos...

Por quererte demasiado terminé por alejarte de mí definitivamente, porque dejaste de verme como la mujer que amabas y te conformaste con tener a tu lado a la que necesitabas...

Por quererte demasiado terminé por destruirme, tanto hasta llegar al punto de creer que sin ti, para mí ya no habría mundo...

Por quererte demasiado terminé hasta conmigo misma, por querer aceptar que, aunque cuando se ama se llega a ser uno solo, la mayoría del tiempo se debe amar entre dos...