¿Por qué me matas?

¿Por qué me matas, amor, por qué me matas?
Si me diste la vida aquella primavera,
si me hiciste, en tus manos, un barbecho
donde sembraste flores con palabras
que me hicieron ser yo quien más te quiera.

Si de ser una rosa casi muerta,
me llenaste de besos en tu lecho,
convirtiéndome en rosal henchido,
llenando así, mi vida tan desierta.

Si me diste de beber desde tu boca
el elixir de un amor apasionado,
si calmaste la sed que me mataba,
con esos besos que me volvieron loca.

Si me pediste estar aquí, en mi vida,
si fuimos cómplices de amor en nuestro sueño,
si me hiciste sentir segura, protegida,
si te volviste mi absoluto dueño.
¿Por qué me dejas ahora tan herida?

¿Por qué me matas, amor, por qué me matas?
Si juntos construimos ese mundo
en el que viviríamos siempre juntos
hasta que la muerte, mi amor, nos separara,
por el amor que sentimos, tan profundo.

Nunca olvido las palabras que dijiste:
-Quiero que seas tú mi amor eterno,
al que amaré aún después de mi muerte-
¿Ya olvidaste todo el amor que tú me diste?
Por qué me matas ahora de dolor,
dejándome a la deriva y a la suerte.

¿Por qué me matas, amor, por qué me matas?
Si todo lo dejé porque te he amado
como nadie jamás hubo de amarte,
(porque nadie dejó nada por estar a tu lado).
Olvídalo, mi amor... No vale la pena... ¡Me has matado!


Paty Rodríguez