Para ti

Perdóname,
pero me es imposible evitar
sentir esta tristeza...

Por donde mis pasos van,
me encuentro con tus huellas,
y no es que te busque, no lo es,
simplemente apareces
como la estrella en mi cielo.

Te observo lejano
y cerca del camino.
El mundo es inmenso,
y a la vez tan pequeño...

Perdóname
por desnudar este amor
que hoy siento.
Por extraviar mi mirada
en ese firmamento.

Sin desearlo, he arribado
al puerto de tus sueños,
a la barca de amores
y de miles de ilusiones.

Te encuentro distante,
de mi alma escondido,
en versos de recuerdos
que jamás serán míos.

Secreto callado
he guardado en mis labios,
hasta hacer que tu nombre
palpite estremecido.

No te reprocho, amor...
¡Si jamás fuiste mío!

Solamente te escribo
estos versos del alma,
que nacen de sentimientos
vertidos de mis lágrimas.

Y estas letras que tiemblan,
y que expresan tanto,
te lleven siempre amor
a la isla de tu vida...
Donde jamás la ausencia
toque a esa tu puerta.

Que siempre el amor
sea para ti sincero,
y que alguna vez recuerdes
que en un lugar del mundo,
en un pueblo escondido
entre llanos y ríos...
allí... allí vivirá alguien,
alguien que te ama...
¡como jamás te amará nadie!