No me olvides

No me olvides... dijo cuando nos despedimos
y tomamos por el camino del adiós,
pero fue la última vez que nos vimos,
y aquel último beso que nos dimos
cerró una puerta que jamás se abrió.

No me olvides... así decía entre sollozos
que parecían que del alma le brotaban...
jamás he visto unos ojos tan hermosos,
pero aquellos besos tan fogosos...
la sombra de otro amor amenazaba.

La luna y las estrellas nos miraban,
y fueron testigos de nuestro juramento...
palabras falsas que al nacer se ahogaban,
pues fueron hojas muertas que volaban
arrastradas por la lluvia y por el viento.

No me olvides... así decía al separarnos...
cuando tomé sus manos... ella apretó las mías,
otra vez volvimos en los ojos a mirarnos,
nuevamente hubimos de besarnos,
y el ardor de aquel beso me quema todavía.

Tuve que partir... la patria, amenazada,
quiso de mis brazos separarla
creando la distancia entre nosotros.
Se terminó la guerra y volví a buscarla...
pero qué tristeza... la encontré casada;
se olvidó de mis besos... con los besos de otro.


Félix Pages-Romeo