No has notado en la noche

No has notado en la noche,
mientras tus ojos duermen,
que tu pecho se oprime,
y aflora tu alma
como la sonrisa de un niño...

Frío invierno que cristaliza
sentimientos...

He notado en la noche
que mi alma se aleja
siguiendo el rumbo de tus sueños.

No has notado en la noche,
como fuera ese mundo,
que mi alma se transforma
en el oxígeno que inspiras.

No has notado en la noche
que velo tus sueños de plata,
y tus mañanas de oro
brillan como el sol naciente...

No has notado
que mi alma callada
te habla al oído,
susurra mis sueños,
y te cuenta que existo,
que vivo en tus ojos,
que anhelo tus besos,
que siento que eres
mi dulce amor lejano.

Que bendigo tus mañanas,
y le pido a Dios por tus rezos,
y me muero de amor por sólo verte.

Quisiera tener alas
para alcanzar tu amor,
pero siempre sentirás mi alma
cada noche a tu alrededor.