Mi corazón

Mi corazón se queda aunque mi amor se vaya,
porque el recuerdo nace de un ansia de olvidar.
Tu amor tiene la tibia ternura de una playa;
mi amor es inestable como el viento y el mar.

Aunque mi amor se vaya, no has de quedarte sola,
pues te dejo el reflejo de la luz que encendí:
tu amor es una playa, mi amor es una ola,
y necesariamente yo he de volver a ti.


J. A. Buesa