El hombre que yo amo

El hombre que yo amo tiene algo de niño, la sonrisa ancha, tierna la mirada. Tiene la palabra de mil hombres juntos, y es mi loco amante, sabio, inteligente. El hombre que yo amo no le teme a nada, pero cuando ama lo estremece todo. Guerrero incansable en busca de aventuras, tiene manos fuertes y puras. El hombre que yo amo sabe que yo lo amo y me toma en sus brazos y lo olvido todo; él es mi motivo, es mi propio sol.

El hombre que yo amo sabe que yo lo amo, y vuela siempre lejos, pero vuelve al nido; el hombre que yo amo sabe que yo lo amo. Yo lo quiero loco, pero loco mío. El hombre que yo amo siempre sabe todo, sabe de enojos, no entiende de rencores. Él arregla todo con sabiduría, con sólo mirarme me alegra la vida. El hombre que yo amo está vivo en mi mente, es mi único ídolo entre tanta gente, él hace una fiesta con mi pelo suelto, ladrón de mis sueños, duende de mi almohada. El hombre que yo amo sabe que yo lo amo; me toma en sus brazos y él me da la alegría que nadie me dio.