Mi amistad te dejo

Mi amistad te dejo. Para que cuando tu corazón me extrañe, tengas en tu espíritu todo mi cariño y sepas que te dejé mi amistad.

Mi sonrisa. Para que cuando tus lágrimas escurran por tus mejillas en un día triste, sea el recuerdo de mi risa lo que ilumine tus tristezas.

Nuestros grandes sueños. Para que cuando en tu mente exista un vacío, sean aquellas cosas que compartimos con tanta alegría las que atrapen la atención de tu pensamiento.

La fuerza de unas manos. Para que cuando tus piernas se cansen, los hombros de alguien te sirvan de ayuda al andar.

Te dejo un montón de abrazos. Para que cuando los tropiezos te dificulten seguir adelante, sean mis abrazos una esperanza que te ayuden a continuar.

Te dejo nuestra estrella. Para que cada vez que el sol descanse, sea tu luz fiel, que te acompañe.

Te dejo mi humildad. Para que cuando los éxitos engrandezcan tu persona, tengas la sabiduría y el amor por el cual hemos luchado tanto, y te hagan valorar lo que otros desprecian cuando llegan a alcanzar su meta.

Mi cariño. Para que cuando sientas que nadie te acompaña, recuerdes que yo estoy a tu lado, y mi pensamiento siempre te llevará de la mano.

Un abrazo inmenso y muy fuerte. Para que cuando necesites sentir tus fuerzas sean éstos el lugar de tus emociones.

Un par de lágrimas, para que siempre estén entre tu alma y tu corazón. Así, si algún segundo la soberbia lastima tu caminar, sea alguna muestra de sensibilidad ajena la que te ayude a no cometer injusticias.

Hoy quiero desearte que compartas tus alegrías con los seres que amas, para que cuando creas que estás solo, mil angelitos cuiden de ti.

Hoy quiero obsequiarte lo más bello que puedas recibir, mientras transformas estas líneas en un espejo, donde la ternura que aquí encuentres, donde la belleza que aquí nazca, te dé la certeza de que no estás solo.

Con todo mi amor...